334 – La medida del mundo
REDES-El experimento

¿Pensabas que fue Colón el que puso de manifiesto que la Tierra era redonda? Pues no, Eratóstenes, un griego del siglo 3 aC, lo consiguió con dos estacas, unas sombras, un viaje y su ingenio.En el antiguo Egipto, a Eratóstenes, tercer director de la biblioteca de Alejandría, le cayó en las manos un papiro: contaba…

335 – Instintos básicos
REDES_El experimento

¿Pensabas que los humanos estamos liberados de nuestros instintos? Pues no, en muchas situaciones de la vida nuestras acciones vienen determinadas por impulsos naturales que no dependen ni de la voluntad ni de la razón.Así, los humanos, como los demás animales, tendríamos un gran componente predeterminado en nuestro comportamiento. Los psicólogos evolucionistas buscan las raíces…

333 – La diabetes
REDES-El experimento

¿Pensabas que la diabetes es una enfermedad de la sociedad moderna? Pues no, ya se diagnosticaba en la antigüedad: el médico griego Arameos la llamó diabetes mellitus por el sabor dulce de la orina de quienes la padecían.Desde que en 1921 se trató al primer diabético con un extracto de páncreas de buey, los diabéticos…

330 – Mensaje subliminal
REDES-El experimento

Pensabas que los mensajes subliminales que nos venden en las películas de espías funcionan? Pues no está tan claro.Entre los experimentos más conocidos está el que realizó el sociólogo estadounidense James Vicary en 1957. Según él, en un cine de Nueva Jersey se puso de manifiesto el potencial publicitario del mensaje subliminal. Durante la proyección…

327 – Dependencias
REDES-El experimento

Una reacción obsesiva de nuestro cerebro tiene lugar cuando se da un fenómeno de dependencia a una droga, como por ejemplo, el alcohol.La adicción es un trastorno de carácter permanente: cuando el adicto deja de tomar la droga, su cerebro no es el mismo que el de un sujeto normal.El experimento de hoy investiga uno…

326 – Pasteur y la asimetría química
REDES-El experimento

Un joven Louis Pasteur salió una tarde velozmente del estrecho y oscuro laboratorio, abrazó a un estudiante de Física a quien apenas conocía y, cogiéndole del brazo, le arrastró bajo las espesas sombras de los Jardines de Luxemburgo. Allí, atropelladamente, le explicó triunfante su descubrimiento. ¡Necesitaba contárselo a alguien! ¡Deseaba contárselo al mundo!Lo que acababa…